Conciénciate de tener una boca sana

Conciénciate de tener una boca sana

Resulta curiosa nuestra reacción ante las heridas. Nuestra respuesta no siempre es la misma. Así, cuando por ejemplo un niño se cae y se hace un raspón, inmediatamente procedemos a limpiar y curar la herida. Sin embargo, no siempre actuamos así. Ante ciertas heridas sí tomamos medidas, pero si el sangrado procede de las encías esa preocupación desciende a límites insospechados –incluso obviando que esto es un problema de salud- y lo interpretamos como algo “normal”.

Una encía que sangra es una encía enferma. Pero, ¿por qué nos tomamos a la ligera algo que no es normal? Casi el 70% de los que sufren sangrado lo vinculan a un mal cepillado de los dientes o a unas encías “especialmente sensibles”, pero esto no es así. Existen diversos grupos de riesgo con predisposición a sufrirlo; personas que sufren de stress, fumadores, diabéticos, embarazadas, gente con implantes dentales, personas mayores… si bien es cierto, cualquiera que no lleve una adecuada higiene oral puede padecerlo.

Salud

El sangrado de encías lo sufre más de la mitad de la población en España, exactamente el 52%. Es decir, se trata de una molestia generalizada, y si no se atiende a tiempo y con los medios adecuados, puede derivar en otros problemas bucales de mayor gravedad como podrían ser una gingivitis (sangrado continuado de las encías), una periodontitis (recesión de las encías) o incluso, una pérdida de piezas dentales que te aseguro no están de moda.

No obstante, quienes sufran el sangrado de las encías no deben alarmarse, ya que, esta situación se puede corregir con la ayuda de un dentista así como con el uso de un producto específico. Ejemplo de esto último es la pasta dentífrica Parodontax® desarrollada por GlaxoSmithKline, que ayuda a que las encías dejen de sangrar. De esta manera, se puede evitar llegar a una situación irreversible como la pérdida de dientes. Parodontax® Indicada para uso diario, ayuda a que el estado de la encía mejore notablemente y sus efectos son distinguibles durante la primera semana de uso. Vamos, que la moda primavera verano comience con la salud de tu boca.

Sin Comentarios

Deja tu comentario