Vestidos de una pieza en la moda femenina

Estar a la moda no es una tarea sencilla para la gran mayoría de las mujeres. Poder llevar a cabo esa idea con éxito implica estar relacionada de manera directa con las pasarelas, y todas las indumentarias que allí se muestran. Las prendas que exhiben las modelos son siempre bien vistas, y tenidas en cuenta por las chicas que se interesan en tener la ropa ideal para salir a la calle. En la actualidad, las últimas tendencias, muestran a los vestidos de una sola pieza como los mayores exponentes de la sociedad. Los mismos fueron presentados en la Pasarela clausurada por el desfile de AA de Amaya Arzuaga.

La alta costura se cerró ayer en Castilla y León, y dejó a esta característica como rasgo sobresaliente. En este aspecto hay que resaltar a las prendas mono, que son las que se impusieron con mayor éxito en los habitantes de la población. Arzuaga aprovechó la oportunidad para marcar la forma “campana” de sus vestidos nocturnos, que son siempre muy cortos, en tonos básicos como son los grises, negros, blancos y nude.

Vestidos

Por otra parte, las tonalidades rojas, blancas y arena, que están muy vinculadas con la tierra, conforman el universo cromático que simboliza a María Lafuente. La leonesa volvió a colaborar con Pedro Sandoval, al tomar sus pinturas que estaban inspiradas en los chamanes como base de la colección.

Para la finalidad que se intentaba conseguir y poder presentar un producto acorde a la moda femenina, se jugó con volúmenes y formas geométricas, marcando un realce en la figura de la mujer, al enfatizar los hombros y marcando la cintura y dejando las piernas al aire. Estas son las cualidades más importantes.